Inicio >> Biblioteca >> Biblioteca - Información General

Biblioteca Alfonso Borrero Cabal, S.J.

Es una dependencia de la Vicerrectoría Académica, la cual facilita el acceso a la información y el conocimiento y tiene como propósito fortalecer y apoyar los procesos de investigación, docencia, extensión y aprendizaje de la comunidad universitaria, por medio de los recursos de información disponibles en sus colecciones y por los servicios que presta a la comunidad académica de la Universidad.

Su estructura características físicas se adaptan a las necesidades de la Universidad y las exigencias del medio. Su capacidad en aumento demuestra el crecimiento y búsqueda de ajuste a los estándares nacionales e internacionales. Actualmente la Biblioteca fue remodelada, para cumplir con las expectativas de la Universidad para el 2025

 

Razón de ser:

La Biblioteca de la Universidad Autónoma de Manizales encamina sus esfuerzos a satisfacer las necesidades y expectativas de información de la comunidad universitaria, como respaldo a la actividad académica, investigativa y de proyección social y promueve la lectura informativa y recreativa en beneficio de la formación integral del ser humano.

Por: María Cecilia Sánchez Bravo, Coordinadora 1996-2013

La historia de la Biblioteca empieza con la historia de la Universidad. Desde el momento en que se concibió la Universidad, se pensó en su Biblioteca. La primera directora fue la Magíster en Servicios de Información de la Universidad de Maryland, Elsie Duque de Ramírez, además Licenciada en Ciencias Modernas de la Universidad de Caldas; asumió la dirección en marzo 3 de 1980 y se desempeñó como tal hasta el 15 de agosto de 1987; Elsie recibió una colección de libros enviada por la Corporación Financiera de Caldas, de la Biblioteca Arcesio Londoño Palacio; ella organizó la Biblioteca en un pequeño espacio (aproximadamente 100 mts. cuadrados) de la Antigua Estación del Ferrocarril, conocido como la Sala de Espera de Pasajeros de Primera Clase, donde hoy (2013) funcionan algunas oficinas y la Sala de Juntas del 1° piso del edificio central de la Universidad.

Elsie, además de colocar la “Primera Piedra” de la Biblioteca de la Universidad y ser su directora por 7 años, realizó durante su permanencia en la institución un programa de cultura general en la emisora Radio Cóndor, llamado “Pregunte y le Respondemos”, de gran acogida en la comunidad y también se desempeñó como docente de inglés técnico y traducción.

En los primeros años y con base en las necesidades expresas de los docentes, la Universidad, hizo inversión presupuestal en adquisición de libros y revistas como apoyo bibliográfico, inicialmente para los programas de Odontología e Ingeniería de Sistemas y posteriormente para los diversos programas incluidos por la Universidad en su oferta académica.

Paralelo al crecimiento de la Universidad, la Biblioteca ha crecido en colecciones, servicios, personal e infraestructura física y tecnológica. Por su dirección han pasado destacados Bibliotecólogos y cada uno de ellos ha dejado una huella imborrable.

En septiembre 10 de 1987 asumió la dirección El Magíster en Ciencias de la Información de la Universidad de Nashville (Tennesse), Hernando Henao Jaramillo, Bibliotecólogo egresado de la Escuela Interamericana de Bibliotecología de la Universidad de Antioquia. Su desempeño en este cargo fue hasta el 1 de abril de 1989.

Posteriormente asumió la dirección el Dr. Fabio Restrepo López, Bibliotecólogo de la Escuela Interamericana de Bibliotecología de la Universidad de Antioquia. Bachelor of Science in Education, University of Illinois, 1963. Magíster en Ciencias Bibliotecarias, University of Illinois, 1964. Ph.D. en Ciencias Bibliotecarias, Texas Woman's University, 1985. Estuvo vinculado a la Universidad desde el 18 de abril de 1989 hasta el 20 de junio de 1990. En esta administración se creó la Sala de Estudios del Sacatín con la colección de libros donada por el señor Gustavo Larrea, quien fuera cónsul del Ecuador en Colombia y fundador de la Universidad.

En enero 17 de 1990 asumió la dirección en calidad de encargada la Bibliotecóloga María Francisca Suárez, esposa del director anterior, quien laboró hasta el 14 de julio de 1991.

El 15 de julio de 1991 asumió la dirección el Bibliotecólogo Luís Fernando Rodríguez López, egresado de la Universidad Javeriana de Bogotá, quien introdujo en la institución el concepto de “Unidad de Información” para lo que tradicionalmente se había llamado “Biblioteca”. Inició el proceso de automatización; con la colaboración de la Bibliotecóloga Catalina Rubiano, implementó la base de datos bibliográfica en ISIS. Fue el gestor del Catálogo Colectivo Regional impulsando un programa llamado GPP (Generación de Publicaciones Periódicas) que en 1992 reunió las colecciones de revistas de todas las bibliotecas de la región.

Durante su dirección, en enero de 1996, la Unidad de Información fue trasladada del edificio administrativo a un espacio más amplio (500 mts. cuadrados), contiguo al antiguo Gimnasio, cerca al programa de Fisioterapia. En esta administración se dio apertura a la colección iniciándose la era de la estantería abierta; se adoptó el Sistema de Clasificación Decimal Dewey y se adquirió el equipo de seguridad electrónico de 3M. En junio de 1996 terminó su gestión.

El 15 de julio de 1996 asumió la dirección la Bibliotecóloga María Cecilia Sánchez Bravo, egresada de la Escuela Interamericana de Bibliotecología de la Universidad de Antioquia y Magíster en Tecnología Educativa del Instituto Tecnológico de Monterrey, México. Con su equipo de trabajo elaboró el Plan de Desarrollo para la biblioteca, acorde a la planeación estratégica institucional.

El año 2003 fue un año sin precedentes en la historia de la Biblioteca de la UAM; por solicitud del Señor Rector, doctor César Vallejo Mejía, se volvió a la denominación “Biblioteca” por considerarse un término más universal que “Unidad de Información” y con su respaldo se logró materializar el proyecto de ampliación y remodelación de la infraestructura física y tecnológica, como fruto del trabajo interdisciplinario de la Bibliotecóloga María Cecilia Sánchez B. y la Arquitecta Gloria Hilda Vargas G. La biblioteca pasó de tener un área de 500 mts. cuadrados, a un área de 1.600 mts. cuadrados, donde se integraron colecciones y servicios; se amplió el horario, ofreciendo una cobertura de 15 horas diarias y un portafolio de servicios muy completo que incluye sala de consulta en formato electrónico, videoteca y cubículos para investigadores. Desde ese momento la Biblioteca realiza actividades culturales, tales como exposiciones y encuentros literarios.

Durante esta administración:

  • Se han realizado esfuerzos en el fomento de la lectura al interior de la universidad. Se estableció desde el 2001 un espacio para la lectura, denominado “Grupo Lector”, el cual ha vivido un proceso quijotesco a través del tiempo y se mantiene activo a la fecha (2013).
  • Se recibió en comodato la Colección “Casa de Poseía Fernando Mejía Mejía” en 2002.
  • Se presentó al Consejo Superior una propuesta de Reglamento para la Biblioteca y fue expedido mediante Acuerdo No. 003 de octubre 7 del 2003.
  • Se implementó el Software Integrado para Bibliotecas “Siabuc8” en el 2004 y en el 2011 se migró a Siabuc9.

María Cecilia, como coordinadora del Comité de Bibliotecas Universitarias y de Centros de Documentación Especializados de Manizales durante 5 años (2000 – 2005), impulsó procesos de cooperación bibliotecaria en la ciudad, lo cual se materializó en la firma de un Convenio Interbibliotecario entre 7 instituciones, que aún (2013) está vigente y constituye una fortaleza para la consolidación de Manizales como ciudad universitaria. Las bondades del Convenio son manifiestas en el préstamo interbibliotecario presentando sólo el carnet institucional, el acceso a todos los servicios sin restricciones, compras consorciadas, capacitación compartida y realización de proyectos conjuntos.

En el 2006 se colocó a la Biblioteca, el nombre “Alfonso Borrero Cabal, S.J.” como homenaje a este insigne jesuita, fundador de la Universidad, inspirador de su Proyecto Educativo Institucional y autor del “Libro Rojo”.

En el año 2007, al interior de las jornadas universitarias, la Universidad otorgó al equipo de trabajo de la Biblioteca un reconocimiento por su servicio y compromiso. En este mismo año, se implementó el préstamo con código de barras.

En el 2008, con base en la matriz DOFA, se elaboró el Plan de Desarrollo 2008 - 2010; acorde al desarrollo de la Universidad, enfocado a 6 sectores estratégicos: infraestructura física, infraestructura tecnológica, colecciones, servicios, personal, administración.

En el 2009 se instaló al interior de la Biblioteca un módulo de Información Estadística del DANE, el cual ha constituido en un gran insumo para la actividad investigativa de la Universidad.

En los últimos años se han fortaleciendo las colecciones en los diferentes formatos: impreso, audiovisual y electrónico. Además se han fortaleciendo los servicios, tanto presenciales como en línea ofrecidos a través de la página web.

En el 2011, la UAM ingresó al Consorcio conformado por Colciencias, Ministerio de Educación, Elsevier y varias universidades del país, garantizando a la Comunidad UAM el acceso a las bases de datos SCIENCE DIRECT y SCOPUS, lo cual significa disponer de información científica de alto nivel para apoyar sus 3 tareas fundamentales: Docencia, Investigación y Proyección.

En el 2012, se destacan 3 hechos:

  • La donación de libros realizada por el Doctor Mario Calderón Rivera, fundador y Miembro del Consejo Superior de la Universidad, los cuales conforman la colección que lleva su nombre.
  • La implementación del Repositorio Institucional, con el objeto de reunir, preservar, difundir y dar libre acceso a la producción intelectual, académica y corporativa de la UAM.
  • La realización de la I FERIA DEL LIBRO UAM.

La Biblioteca se ha convertido en una de las fortalezas de la Universidad y ha logrado posicionarse, no solo a nivel institucional, sino también en la ciudad; es visitada y consultada tanto por usuarios internos, como por estudiantes e investigadores de otras instituciones y de la comunidad en general. Es importante resaltar que en los procesos de acreditación, adelantados por la Universidad desde el 2001, la Biblioteca ha respondido acertadamente a los requisitos exigidos por los “Pares Académicos” que la han evaluado en las diferentes áreas.

La historia se escribe todos los días, lo que hace el historiador es registrarla para entregársela a nuevas generaciones. Cómo evolucionarán la Universidad y su Biblioteca en los próximos años? quienes seguirán escribiendo la historia?

Fuentes:
ENTREVISTA CON Elsie Duque de Ramírez. Exdirectora de la biblioteca de la Universidad Autónoma de Manizales. Manizales, febrero 11 de 2009.
SÁNCHEZ  TORO,  Saúl. Historia de las Bibliotecas de Manizales (documento en borrador). 2008
SÁNCHEZ BRAVO, María Cecilia. Vivencias personales de 1996 a 2013.

 

 

 

Biblioteca - Información General