Inicio >> Noticias >> Ex investigador Ondas Caldas con beca para estudiar en Rusia
23 September 2020
Juan Pablo Gutiérrez Parra fue investigador Ondas entre los años 2017 – 2018

Juan Pablo Gutiérrez Parra fue investigador Ondas entre los años 2017 – 2018 y además representó la delegación de Caldas en el Programa de Intercambio en Ciencia Sakura, llevado a cabo en Japón. El departamento de Caldas suma un logro más en materia de educación por cuenta de Juan Pablo, estudiante de cuarto semestre de Ingeniería de Sistemas de la Universidad de Caldas, quien fue el ganador de una beca para estudiar la lengua rusa en la Universidad de Minas de San Petersburgo, Rusia.

 

 

Este logro se suma a la experiencia que ya había tenido en el año 2018 donde fue elegido para representar la delegación de Ondas Caldas en el Programa de Intercambio en Ciencia Sakura realizado en la ciudad de Tokio, Japón. La siguiente es la entrevista realizada a Juan Pablo y a su docente Gilberto Vargas Flórez, quien cumplió un papel fundamental en su formación en la Institución Educativa Santa Teresita del municipio de Chinchiná.

¿Qué fue lo que te motivó a continuar con el estudio de las ciencias, esta vez desde Rusia?

Desde el colegio he pertenecido a semilleros de investigación en los que he podido aprender muchas cosas, lo que me lleva a pensar qué puedo aportarle yo desde mi conocimiento en una Universidad en Rusia. Es básicamente ese deseo de llevar mis conocimientos a otro logar lo que me motiva a continuar.

¿En qué momento te das cuenta que quieres dedicarte a la investigación en áreas de ciencia, tecnología e innovación?

Cuando ingresé a estudiar Ingeniería de Sistemas me relaciono con compañeros que al igual que yo comparten el gusto por el conocimiento y juntos nos unimos al semillero de robótica aplicada, lo que me impulsó a dar un paso muy grande en mi interés por continuar aprendiendo.

¿Cómo fue tu experiencia en el Programa Ondas Caldas?

Yo hice parte del Programa Ondas Caldas cerca de 2 años y mi proyecto consistía en la recolección de dióxido de carbono del agua a partir de poliedros que se desintegran al contacto sin afectar el medio ambiente. Fue una experiencia inolvidable hacer parte de este Programa fundamentalmente por la pasión e inspiración que demostraba mi maestro Ondas, Gilberto Vargas quien me sumerge en el mundo de la investigación gracias a las herramientas y formación que recibía del Programa Ondas. Este fue el proyecto que presentamos en Sakura (Japón) y que luego busco la manera de aplicarlo a mi formación como Ingeniero de Sistemas.

Gracias al Programa Ondas, fuiste uno de los investigadores seleccionados para participar en el Programa de Intercambio en Ciencia Sakura, llevado a cabo en Japón. ¿Cómo fue esa experiencia?

Fue una experiencia bastante agradable. Poder llevar mi perspectiva más allá, salir de mi zona de confort y relacionarme con otras culturas hace que haya sido una oportunidad única. Además porque al regreso pude compartir mis conocimientos adquiridos en mi Institución Educativa, con directivos, maestros, compañeros y familiares. Eso es precisamente lo que me llevo de mi paso por Japón.

¿Cuál fue el aporte que tuvo el Programa Ondas en la decisión de continuar con tus estudios en el exterior?

Prácticamente el Programa Ondas ha sido el partidario de mi motivación por estudiar en el exterior. Aquí me contagié de las ganas por conocer, de aprender y ampliar mis fronteras. En el Programa entendí que no es imposible acceder a becas como la que acabo de ganar y que los límites no existen.

¿Por qué crees que es importante descubrir el mundo de la ciencia desde el colegio?

El colegio es aquel lugar donde estudias sin tener plenitud de la conciencia de que este es el punto de partida para nuestro futuro, y precisamente ese pequeño desinterés que tenemos de niños es lo que nos lleva a absorber el conocimiento que nos brindan sin el temor y el estrés de una vida adulta. Por eso hay un proceso más inmersivo y aún más cuando se pertenece a un Programa como Ondas.

¿Qué le dirías a un niño, niña o joven que quiera hacer parte de un proyecto de investigación?

Le diría que adelante, las limitaciones las pone cada estudiante y no tienen nada que perder, de hecho si se falla en algún proyecto están experimentando la ciencia en su máximo esplendor, la investigación es de prueba y error hasta que logras lo que esperabas. Por otra parte, el maestro co-investigador perteneciente al Programa Ondas Caldas; Gilberto Vargas habló sobre su experiencia como profesor y de lo que siente al ver a sus ex alumnos teniendo éxito en su vida académica.

¿Qué aporte tiene el Programa Ondas en los estudiantes que hacen parte del mismo?

Los aportes del Programa Ondas en la educación de los jóvenes son muchos, pero destaco que a medida que los chicos logran estar continuamente en el Programa, se puede ver cómo desarrollan ampliamente sus capacidades comunicativas, es decir, aprenden a expresar la ciencia en términos de científicos y se despierta en ellos el interés por la investigación y de querer ir aún más lejos. Sobre todo cuando iniciativas como Ondas van colocando motivadores en la secuencia de investigación, tales como encuentros, concursos, talleres y conferencias.

¿Qué aporta el Programa Ondas a su rol como docente?

Necesariamente aporta muchas cosas y permite a todos los profesores poder trascender el acto educativo más allá del aula de clases. Pienso que es una herramienta de la cual todos los maestros deberíamos hacer uso.

¿Consideras que el Programa Ondas es una estrategia que permite a niños, niñas y jóvenes conocer nuevas posibilidades académicas, culturales y sociales?

Sin duda, la participación en el Programa Ondas luego de varios ciclos resulta en factores diferenciales en materia de educación. Se acerca al estudiante al conocimiento y se les muestra un espectro más amplio de lo que significa el aprendizaje. Esto hace que en los jóvenes se evidencie interés, interacción y que a su vez avancen a un mejor ritmo que los demás estudiantes.

¿De qué manera motiva a sus estudiantes a pertenecer al Programa Ondas?

El Programa Ondas parte de una pregunta de investigación, como docente lo que hago es darles cierta libertad para que ellos puedan plantear sus propias dudas y explicarles que no hay ataduras en el proceso de aprendizaje y que todo es válido. Cuando uno logra que los jóvenes expresen sus ideas ahí es donde inicia la motivación, además de hacerles saber que pueden llevar esa idea hasta donde ellos quieran.

¿Qué sientes al saber que uno de sus exalumnos tiene hoy una oportunidad de estudiar a través de una beca en la Universidad de San Petersburgo en Rusia?

Imagínese usted qué puede sentir uno como docente al enterarse de esas noticias. Es una inmensa alegría, ahí es donde se pueden ver los frutos y el impacto del Programa Ondas. Saber que los conocimientos no se quedan en el aula sino que trascienden es todo un honor. Estos chicos se convierten en referentes para los demás alumnos que ven que esos logros en materia de ciencia sí son posibles.