Doctorado en Ciencias Cognitivas UAM aporta evidencia a la Teoría de la Mente Encarnada
Investigación

Doctorado en Ciencias Cognitivas aporta evidencia a la Teoría de la Mente Encarnada

  Juan David Martinez
Tiempo de lectura ~ 2 minutos

Julio Ernesto Pérez Parra, doctorante en Ciencias Cognitivas de la Universidad Autónoma de Manizales (UAM), hizo defensa de su tesis doctoral el pasado 10 de noviembre de 2022, denominada “Memoria de trabajo y control motor en adultos con trastornos sensoriomotores: estudio de interacciones en la perspectiva de la cognición corporeizada”. Fue dirigida por la Dra. Francia Restrepo de Mejía y realizada en el Laboratorio de Neurofisiología de la UAM.

Esta tesis tuvo como objetivos, por un lado, precisar las interrelaciones de aspectos neurofisiológicos y neuropsicológicos de la memoria de trabajo con el control postural y las habilidades motoras de miembros superiores en adultos con trastornos sensoriomotores de origen neurológico. Por otra parte, se exploraron las diferencias en la memoria de trabajo entre personas sanas y con trastornos sensoriomotores por lesiones subcorticales.

El propósito de la tesis fue buscar evidencia empírica de la cognición corporeizada, la cual propone, en términos generales, que las funciones cognitivas o funciones mentales superiores están distribuidas por todo el cuerpo, de tal manera que no solo se integran a nivel de la corteza cerebral. Esta teoría sostiene que el cuerpo participa, al menos en parte, en el procesamiento de las funciones cognitivas, como es el caso de la memoria de trabajo.

Doctorad en Ciencias Cognitivas UAM
Doctorado en Ciencias Cognitivas UAM

 

Los resultados pusieron en evidencia dicha corporeización de la cognición, lo cual alienta los profesionales de la salud y las ciencias cognitivas a incorporar los supuestos de la cognición encarnada a los procesos de rehabilitación, particularmente referidos a la memoria de trabajo, en condiciones como deterioro cognitivo y demencia, alteraciones de la salud mental, discapacidad intelectual y discapacidad de origen sensoriomotor, entre otros.

Esta investigación aporta a la construcción teórica de la memoria de trabajo corporeizada, la cual puede entenderse como una “función ejecutiva encargada de la recopilación de procesos cognitivos y sensoriomotores que retienen temporalmente la información en un estado accesible y adecuado para llevar a cabo cualquier tarea destinada a la realización de una actividad rutinaria dirigida a un objetivo. Pero a diferencia del concepto clásico de memoria de trabajo, estos procesos de almacenamiento transitorio y manipulación de información se llevan a cabo tanto en la corteza cerebral como en el resto del sistema nervioso y en el mismo cuerpo”.